jueves, 4 de diciembre de 2008

El poder de las palabras



Cada día después del recreo, cuando llevamos un ratito descansando, nos sentamos todos en el corcho y la seño nos cuenta un cuento. También nos encanta coger cuentos de la clase y leérselos a nuestros amigos o ver las fotos que traen.